Mostrar el registro sencillo del ítem

dc.contributor.advisorSuch Martínez, Miguel
dc.contributor.advisorJiménez-Navarro, Manuel Francisco 
dc.contributor.authorSánchez Espín, Gemma
dc.contributor.otherCirugía, Obstetricia y Ginecologíaen_US
dc.date.accessioned2018-02-21T12:39:05Z
dc.date.available2018-02-21T12:39:05Z
dc.date.issued2017-05-24
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10630/15219
dc.description.abstractIntroducción: La válvula tricúspide se la considera frecuentemente como la “válvula olvidada” ya que la patología tricúspide recibe menos atención en comparación con la afección valvular del lado izquierdo del corazón. Sin embargo, un tratamiento quirúrgico adecuado de la enfermedad tricúspide, mejora la morbilidad y mortalidad de estos pacientes. Históricamente, se ha preferido la cirugía de reparación valvular frente a la sustitución de la válvula por una prótesis, ya que los resultados a corto y largo plazo de la reparación se han considerado superiores. Pero existen muy pocos estudios comparativos entre ambos procedimientos, reservándose habitualmente la sustitución para pacientes en peor situación clínica, con patología mucho más avanzada y disfunción del ventrículo derecho, lo que ha podido influir en los resultados. Algunos estudios ya demuestran que el reemplazo valvular tricúspide puede ser realizado con una aceptable mortalidad operatoria (inferior al 10%) si las condiciones para la cirugía son las adecuadas. Hemos estudiado la serie de pacientes sometidos a cirugía por patología tricúspide en los últimos 10 años del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga para comprobar si la cirugía de reemplazo valvular tricúspide por una prótesis presenta los mismos resultados a corto y largo plazo en términos de mortalidad que la cirugía de reparación y con menor índice de recidiva de la insuficiencia tricúspide. Métodos: Se estudiaron 232 pacientes con cirugía sobre la válvula tricúspide, que se dividieron en dos grupos: grupo reemplazo con un total de 60 pacientes con implante de bioprótesis (25,86% de los pacientes intervenidos) y grupo reparación con un total de 172 pacientes a los que se les reparó la válvula (74,13% de los intervenidos). Se han recogido las características de los pacientes en el momento de la cirugía, resultados en el postoperatorio inmediato y en la última revisión cardiológica realizada. Se ha comparado la mortalidad y supervivencia de la reparación tricúspide frente al reemplazo valvular, así como la supervivencia dentro del grupo de reparación tricúspide para las tres técnicas diferentes empleadas. Resultados: En el momento de la cirugía, los pacientes para reparación tenían peor grado funcional y mayor grado de hipertensión pulmonar (56,07 mmHg frente a 43,35 mmHg, p<0,001). El grupo reemplazo tenía mayor grado de insuficiencia tricúspide previa (p<0,01), peor función de ventrículo derecho (p<0,011) y mayor número de cirugías previas (61,7% frente al 28,5%, p<0,001) frente al grupo reparación. En el postoperatorio inmediato, no hubo diferencias estadísticamente significativas en la mortalidad entre ambos grupos. El grupo reemplazo presentó mayor proporción de disfunción del ventrículo derecho (p < 0,05) y menor grado de hipertensión pulmonar (p = 0,004). El grado de insuficiencia tricúspide residual fue mayor en el grupo de reparación (p<0,001). Durante el seguimiento la mortalidad registrada fue del 15,43% en el grupo reparación frente al 7,69% en el grupo reemplazo, sin alcanzar significación estadística. Hubo recidiva de la insuficiencia tricuspídea moderada o severa en el 37,4% de los pacientes con reparación y del 21,4% (ninguna severa) en el grupo reemplazo (p = 0,032). En el análisis multivariante, el grado de insuficiencia tricúspide residual se relacionó de forma significativa con la mortalidad. Conclusiones: Haciendo un análisis global de nuestra serie, encontramos unos resultados de mortalidad a corto plazo similares en el grupo de reparación y reemplazo, con una mayor supervivencia a largo plazo en el grupo de reemplazo que no alcanza la significación, pero que se contrapone a la mayoría de los datos clásicos de la literatura. Además, el mayor factor de riesgo de mortalidad fue la recurrencia de la insuficiencia tricúspide al menos moderada en el seguimiento, y esta se reporta en casi todas las series en un 15 a 35 % de las reparaciones. Lo que apuntan nuestros resultados es la ventaja de implantar una prótesis tricúspide frente a una reparación con malos resultados, y que la reoperación para implantar una prótesis tricúspide en caso de recidiva de la insuficiencia tras una reparación representa un riesgo pequeño para el paciente y claramente inferior al que condiciona el tratamiento conservador de la misma.en_US
dc.language.isospaen_US
dc.publisherUMA Editorialen_US
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccessen_US
dc.subjectInsuficiencia tricuspídea - Tesis doctoralesen_US
dc.subject.otherVálvula tricúspideen_US
dc.subject.otherReemplazo valvularen_US
dc.subject.otherReparación valvularen_US
dc.titlePronóstico a corto y largo plazo en el tratamiento quirúrgico de la patología tricúspideen_US
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/doctoralThesisen_US
dc.centroFacultad de Medicinaen_US


Ficheros en el ítem

Este ítem aparece en la(s) siguiente(s) colección(ones)

Mostrar el registro sencillo del ítem